VALOR Y DELICIA
té blanco orgánico

Los tés blancos, como el Pai Mu Tan y el Yin Zhen, "aguja plateada" en chino, deben su nombre a la pelusa plateada que envuelve los brotes, como una primera señal de su magnífico sabor.

Durante mucho tiempo, esta exquisita variedad estuvo reservada exclusivamente al Emperador. En el mejor de los casos, a la alta nobleza se le permitía probarla en contadas ocasiones. Mucho tiempo después, el pueblo llano también tuvo la oportunidad de poder degustarlo.

Solo los brotes sin abrir y las hojas más tiernas se cosechan en primavera para el té blanco. Gracias a un proceso especialmente cuidadoso, el té mantiene su toque suave original, e infusionado, recibe un sabor fresco y ligeramente dulce. El té blanco no solo tiene un gran sabor, sino que también ejerce un efecto positivo sobre el bienestar. Al igual que el té verde, el té blanco tiene propiedades estimulantes y relajantes.