Buscar

El ingrediente que necesitas este verano




Los antioxidantes son tan esenciales para una dieta saludable como para mantener una piel cuidada. Son los grandes aliados de la piel y de la salud.


En Google podemos encontrar millones de entradas que citan los grandes beneficios del té verde en boca de expertos; tales como que el té verde es la bebida más sana del planeta, el té verde está compuesto por muchos antioxidantes y nutrientes con grandes efectos sobre el cuerpo o que algunos de estos efectos del té verde incluyen una mejoría en la función cerebral, la pérdida de grasa, una disminución en el riesgo de padecer cáncer y muchos otros beneficios.


En el artículo anterior ‘Cuida tu piel con el Té verde’, mencionamos que el té verde es una herramienta defensiva ante la contaminación y las radiaciones UV. Nuestro organismo, de por sí, fabrica, a través de enzimas y proteínas, antioxidantes para evitar la oxidación de la piel. Pero, los rayos UV merman nuestras reservas. Por ello, especialmente en verano, además de utilizar protector solar al exponernos al sol, acompáñalo siempre de una bebida rica en antioxidantes y vitamina C, como bien puede ser nuestro té verde con naranja.


Los antioxidantes son importantes durante todo el año aunque en verano sean el esencial fotoprotector perfecto. Y no debemos olvidar la vitamina C, una de las vitaminas más importantes. La vitamina C es un superingrediente antienvejecimiento que, además, ayuda a reforzar nuestras defensas, por dentro y por fuera.


Hemos sugerido nuestro té verde con naranja como la bebida del verano. Y es que, inevitablemente, cuando nos mencionan la vitamina C pensamos directamente en la naranja. El té verde también cuenta con vitamina C, al igual que otras muchas frutas como los cítricos, fresas, albaricoques, mango, moras, kiwi, piña o ciruelas pasas; y de entre las verduras las más ricas en esta vitamina son el tomate, las espinacas, el repollo, la coliflor, el brócoli o el perejil, el tomillo o la cúrcuma.


Por lo que el ingrediente que necesitas este verano no es uno, sino dos: té verde y alimentos ricos en vitamina C.


Recuerda que el té verde no necesariamente debe servirse humeante y pensando más en países como España que no estamos acostumbrados a salir de la piscina o el mar y tomar un té caliente, sino más bien una bebida refrescante. El té verde es muy versátil. Se puede tomar caliente o frío, siendo muy refrescante en verano.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo